*Evelyn y Federación suman esfuerzos para atender a los damnificados del sismo

La gobernadora electa dará continuidad a la estrategia para atender a las familias afectadas 

Chilpancingo, Gro.
16 septiembre 2021
Trazos noticias 

Política 




La gobernadora electa de Guerrero, Evelyn Salgado Pineda, estableció coordinación con el gobierno federal para dar continuidad a la estrategia de apoyo a la población afectada por el sismo de 7.1 grados Richter registrado el 07 de septiembre. 

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, instruyó que se realice un censo casa por casa, para atender a las familias afectadas por el terremoto que tuvo como epicentro al puerto de Acapulco. 

Por ello, la subsecretaria del Bienestar, Ariadna Montiel Reyes, visitó el miércoles nuestra entidad, para coordinar las tareas.

La gobernadora electa Evelyn Salgado Pineda participó se reunió con Montiel Reyes y con el delegado federal Iván Hernández Díaz, para sumar esfuerzos y dar continuidad a las acciones de atención prioritaria a los afectados, ya que a partir del 15 de octubre asumirá las riendas del Ejecutivo estatal. 

"Los guerrerenses no estamos solos, tras el sismo del 07 de septiembre contamos con la mano amiga de nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador, quien sigue refrendando su cariño por nuestro estado", escribió Salgado Pineda en su página oficial de Facebook, donde compartió también una fotografía del encuentro. 

Asimismo, subrayó que "ante la adversidad, los guerrerenses respondemos con trabajo y unidad".

Por su parte, el delegado federal destacó que la gobernadora electa "se ha mantenido muy atenta al trabajo  que realiza el Gobierno Federal para brindar una pronta ayuda a los damnificados".

Confirmó que pronto iniciará el censo para identificar y evaluar las afectaciones causadas en las viviendas por el terremoto de 7.1 grados Richter.

Detalló que el proceso durará siete días y a partir del dictamen resultante, el Gobierno de México determinará qué tipo de apoyo se le otorgará a la población, el cuál será de manera directa y sin intermediarios.

Las personas censadas se quedarán con el talón como comprobante de que han sido censados.