*Reforzará Adela Román la vigilancia para que se respeten los horarios reducidos

Es momento de asumir mayor responsabilidad para proteger a nuestras familias contra el COVID-19, recalca la presidenta municipal 

Acapulco, Gro.
26  julio 2021
Trazos noticias 

Municipio 




Luego del retroceso a color naranja en el semáforo epidemiológico de riesgo, establecido en el Periódico Oficial del Estado, el Gobierno de Acapulco anunció que reforzará la vigilancia para que se respeten los aforos y horarios reducidos, tras advertir que se impondrán las sanciones correspondientes a empresas y particulares que no acaten los protocolos sanitarios. 

En conferencia virtual, como medida precautoria para evitar contagios de COVID-19, la presidenta municipal Adela Román Ocampo señaló que, sin pretextos, las reglas sanitarias deben seguirse observando y aplicando en el puerto, por lo que todas las dependencias del Ayuntamiento están trabajando de manera permanente desde el inicio de la pandemia. 

“Hago un llamado urgente a nuestros prestadores de servicios turísticos, hoteleros y restauranteros para que le hagan saber a sus clientes que están obligados, mientras permanezcan en Acapulco, a observar las reglas de prevención sanitaria, que si bien, este es un lugar de descanso, no puede ser un lugar para la irresponsabilidad y falta de reglas”, enfatizó la alcaldesa. 

Consideró como aberrante y preocupante que, a pesar de la gravedad de la pandemia, sobre todo por el incremento de contagios, se observe a familias enteras caminando por la Costera Miguel Alemán sin cubrebocas ni la mínima precaución para evitar más casos y muertes. “El COVID-19 no es un juego, no actuemos de manera frívola e irresponsable”, asentó. 

El secretario General del Ayuntamiento, Ernesto Manzano Rodríguez, dijo que este lunes se publicó en el Diario Oficial del Estado de Guerrero el acuerdo donde se establecen los nuevos porcentajes de ocupación y aforos, además de los horarios de funcionamiento de las diversas actividades esenciales y no esenciales que se aplicarán hasta el próximo 8 de agosto. 

Mencionó que el retroceso al color naranja obliga a la reducción del aforo hasta un 40 por ciento en playas, yates de recreo, albercas públicas, servicios náuticos, deportes acuáticos, Tribunal Superior de Justicia, supermercados, almacenes mercados, centros comerciales, barberías y estéticas, servicios religiosos, gimnasios bancos, joyerías, parques, zoológicos, panteones, restaurantes, tribunales judiciales, centros nocturnos, bares, casinos, salones de eventos, teatros, cines y museos; mientras que los hoteles, transporte público y líneas de autobuses podrán operar hasta el 50 por ciento. 

Asimismo, la titular de Salud Municipal, Roxana Tapia Carbajal, refirió que hay un registro de 19 mil 279 casos positivos por COVID, de los cuales, hay dos mil 20 defunciones y 635 casos activos desde el inicio de la pandemia. 

En cuanto a la ocupación hospitalaria, aseveró que de 200 camas-COVID que dispuso el IMSS, están ocupadas 151. Mientras que el ISSSTE cuenta con 26; el Hospital General El Quemado 30 y el hospital de Renacimiento “Donato G. Alarcón” 30, y todas están ocupadas. Sin embargo, dijo que las defunciones han sido menos debido al beneficio de las vacunas aplicadas. 

También dio a conocer que este lunes continuó el Plan Nacional de Vacunación para personas de 30 a 39 años cuyos apellidos inician con las letras A y B, así como los pendientes de 40 a 49 de las letras T a la Z. 

Por su parte, el secretario de Turismo municipal, José Luis Basilio Talavera, dio a conocer que desde mayo a la fecha se mantuvo una ocupación hotelera de entre el 53 al 57 por ciento, pero posiblemente con el anuncio del retroceso al color naranja, se espera una disminución en la llegada de visitantes.