*Fuerza por México en Acapulco no debe de permitir la entrada de la mafia del poder: 'Güero' Alonso


Acapulco, Gro.
06 Mayo 2021
Trazos noticias

Proceso Electoral




En el partido Fuerza Por México las y los candidatos a distintos cargos de elección “son gente decente y no tiene cabida gente deshonesta, ni manzanas podridas que vengan a pudrir todo el costal”, aseguró José Alberto Güero Alonso, candidato del partido rosa a la Presidencia Municipal de Acapulco.
Lo anterior luego de que el ex presidente del Comité Ejecutivo Municipal en Acapulco anunciara su regreso al partido de donde salió hace dos meses; en ese sentido, el Güero Alonso explicó que el “despido que se hizo por parte del CEN (de FXM) fue por hacer malas prácticas. ¡Qué bueno que se regrese a donde siempre tuvo que estar!”, indicó.
El candidato de FXM al gobierno de Acapulco indicó que el partido es tan incluyente, que al personaje de marras se le dio “la oportunidad de ocupar la presidencia del partido en Acapulco", ya que se le negó en el partido de donde venía; "le dimos la oportunidad para hacer las cosas bien, pero quien no las haga no tiene cabida aquí. Aquí hay gente decente, como dice el presidente Andrés Manuel López Obrador, vino nuevo en un jarrón viejo. Pero viejo ya no aprende truco nuevo”, remató.
El Güero Alonso definió al personaje despedido del partido como soberbio, egocentrista y con intenciones de dividir a Fuerza Por México, lo que “no vamos a permitir porque aquí sumamos, no restamos, como lo hacen los grupúsculos de donde él emana”.
El candidato indicó que en FXM “no permitiremos la división; somos un partido de centro-progresista” que no se puede comparar con “la mafia del poder que quiere hacer sus truculentadas y sostener sus mentiras ante la sociedad”.
Asimismo, aseguró que FXM está generando miedo en los adversarios al denunciar que las lonas de los candidatos a diputados locales y federales han sido desmontadas.
“Tenemos claras las metas: llegar a la presidencia municipal, llegar al gobierno del estado y a los Congresos con unidad, por lo que la salida del ahora ex militante “representa un avance significativo (para el partido rosa) porque las aguas regresan a su nivel, se regresa a donde siempre debió haber estado. La corrupción llama a la corrupción”.