*Recomienda IMSS cuidarse ante los cambios de temperatura

Acapulco, Gro.
04 enero 2021 
Trazos noticias 

Salud 


La hidratación del cuerpo forma parte de una acción preventiva contra los refriados, principalmente con los cambios bruscos de temperatura, informó la doctora de la Unidad de Medicina familiar (UMF) No. 9, Natalia Barrera Ocampo.

Lavar las manos con agua y jabón de manera constante y correctamente  –medida que es informada en los módulos PrevenIMSS-; consumir alimentos ricos en vitaminas A y C, como guayaba papaya, naranja y zanahoria, son también acciones de salud que deben habituarse en los hogares, destacó la doctora.

Explicó que el consumo abundante de la vitamina C protege las barreras de salud del organismo, ya que mejora el sistema inmune y reduce el número de infecciones.

Agregó que el consumo de líquidos es de gran importancia, y aunque esto es recomendable durante todo el año, “aún más cuando estamos ante el cambio de estación –de otoño a invierno-. Al estar bien hidratado, el cuerpo es más resiliente”. Asimismo, recomendó el consumo de zumos e infusiones, siempre naturales.

Reiteró la importancia de cortar las cadenas de contagio de las enfermedades respiratorias agudas, con las medidas básicas como quedarse en casa, o en caso de acudir algún sitio, procurar la sana distancia, utilizar el cubrebocas de forma correcta, lavado y desinfección constante de manos, ya sea con agua y jabón o utilizar alcohol gel al 70 por ciento.

La ingesta de cantidades suficientes de frutas, verduras y agua contribuye a fortalecer las defensas del cuerpo y prevenir afectaciones de salud.