*Xaltianguis y los precandidatos a la gubernatura

 

Hay que hacer valer el significado de el Mercado de Arena que es Xaltianguis’.

 Trazos…Time

16 noviembre 2020
Opinión 

La localidad de Xaltianguis se encuentra en el kilómetro 49 de la carretera Acapulco-México, entre los ríos Xolopa y Potrerillas, el clima es una mezcal de los vientos del pacífico y la Sierra de Medre del Sur, para hacer un clima sabroso.

El poblado es rural, con ríos, montañas y el valle donde descansa la mayoría de la población, esta cubierto de pinos y ocotes, encinos, cedro, caoba, como el nanche silvestre.

De acuerdo con el autor del libro ‘Homenaje a Xaltianguis’ de Ángel Manzanares posee una bonita y grande flora y fauna, se da la ganadería y sobre todo la siembra, en sus poblados, la caña en su momento produjo las panochas, y otros como el maíz, arroz, fríjol, jitomate, etc.

Xaltianguis es un poblado que para muchos residentes no ha sido bien explotado para beneficio tanto de los locales como del propio municipio de Acapulco.

La semana pasada fue visitado por uno de los aspirantes a la gubernatura de Guerrero, el ex alcalde de Chilpancingo, y ex secretario de Sedesol, Mario Moreno Arcos.

Quién en su mensaje les dijo a sus habitantes que, deben los pueblos como Xaltianguis, inyectárseles más recursos federales y estatales, para sacarlos del olvido, desorden y apatía del desarrollo, para que sus habitantes vivan mejor.

Son ciertas las palabras de don Mario Moreno Arcos, él sabe bien la situación de desarrollo que priva en esa localidad, acaba de ser secretario de Desarrollo Social, lo ha recorrido en varias ocasiones.

No obstante, se cree que el proyecto para sacar adelante a pueblos como Xaltianguis y otros más en Acapulco, debe de ir más allá, aparte de detonar su desarrollo de cultivo y ganadero, debe de buscarse mercados que compren lo hecho en el puerto.

En pasados gobiernos estatales ha habido proyectos para estas comunidades para que puedan vender sus cultivos, pero solo ha quedado en buenos proyectos, porque no se han podido consolidar, solo se dieron los primeros pasos pero sin tener el éxito total.

Como los casos de las tiendas de cadena nacional e internacional, como las Sorianas, Chedraui y Wal-Mart, así como la hotelería y los restaurantes más representativos.

A estas cadenas comerciales no se les ha podido convencer de que deben forzosamente comprar y consumir productos que se cultivan y elaboran en Acapulco, aceptan el compromiso pero no lo cumplen del todo y terminan por menospreciar lo local.

Los factores son muchos para no cumplir, quizás a faltado una buena estrategia para hacerlos reflexionar de la importancia que significa activar la economía de las poblaciones, tal vez a faltado ser más enérgicos a la hora de dar los permisos y requisitos para que se establezcan.

Debería ser un requisito primordial para dar los permisos a estas cadenas de tiendas, como restaurantes, la condición de comprar y vender los productos locales, y de no hacerlo simplemente negarle la licencia y demás requisitos.

Para muchos quizás suene demasiado estricto, pero no es así, simplemente se trata de ayudar a la economía del municipio, porque sus ganancias e inversiones de la mayoría de estas empresas se van a otros lugares, no se quedan en Acapulco, ‘ya es la hora de obligarlos a cooperar al desarrollo del puerto’.

 Yo Soy

federicosol@gmail.com.mx