*La visita de AMLO apresuró a nombrar dirigentes


Trazos Time
*El PRI se organiza en Acapulco con un renejuarista
*Adela, toda actividad que realice será usada en su contra



17 agosto 2020
 Federico Nogueda Berdeja 

Opinión 


Vaya que si no estimuló la pasada visita presidencial a los partidos políticos a nombrar a sus dirigentes estatales como es caso del PRD y el PRI en Acapulco, y el caso de la presidenta municipal de Acapulco, pareciera que todo lo que haga será usado en su contra.

Luego entonces, la clase política guerrerense que incluye todos los colores de partidos, entendió que el candidato de Morena a la gubernatura ya se coció; si bien el mandatario federal hizo elogios, pero también dio ‘atolito con el dedo’, sabiendo que AMLO es un viejo zorro y fajador político.

Y lo comprobó, a la salida del Parque Papagayo con el pretendida jolgorio que le armaron los vendedores irregulares de la playa en contra de Adela Román, le jugaron doble y él jugó doble, ahí entonces el ‘atolito con el dedo’.

En el PRD se pusieron de acuerdo las dos corrientes políticas más fuertes, la del ex gobernador Ángel Aguirre y la del también ex presidente de Acapulco, Evodio Velázquez, para que quedara Alberto Catalán Bastida en la dirigencia estatal perredista.

Ángel Aguirre como buen seductor político que es y Evodio Velázquez con su pragmatismo, saben que juntos podrán hacer cohesión, para poder rescatar lo más que se pueda de votos en la próxima elección, ya que el reto del PRD es, el de conservar las actuales alcaldías que ostenta su partido e intentar sorprender con Aguirre, si es que se lanza para triunfar en Acapulco, aunque se ve difícil.

Por lo que toca al PRI,  su dirigencia estatal ya logró su reestructuración de los comités municipales en un 99 por ciento, y en el caso de Acapulco, llegó un renejuarista Sofío Ramírez, priista, perredista y ahora otra vez priista.

Porque quién lo rescató del PRD fue precisamente René Juárez  Cisneros, fueron varias citas las que realizó Sofío Ramírez para poder regresar al PRI, quién tiene experiencia, aunque su llegada al PRI de Acapulco sorprendió al principio a muchos.

Pero finalmente el PRI es así, es un partido de acuerdos, unidad, disciplina, cohesión, así es como ha logrado subsistir a todas las repúblicas.

Hoy entra otra hegemonía, ayer la tuvo otra e igual se dieron quejas de sus procesos preelectorales internos.

Y la jugada maestra del PRI está  en Acapulco, ahí es donde puede sacar algo de provecho, ahí podrá hacer una buena carambola, con una negociación a la medida, por la hegemonía y control que todavía tiene.

Por lo que respecta a nuestra presidente municipal Adela Román, pareciera que tiene un buena planeación por sus adversarios, para que todo actividad que realice sea utilizada en su contra, sea fructífera o no, inteligente o no, siempre van aprovechar para usarla en su contra.

Solo habría que observar si la presidente de Acapulco ya se dio cuenta, porque muchos se preguntan porque no ha hecho una contrarrevolución, una  contraplaneación para enfrentar los ataques.

Yo Soy 
federicosol@yahoo.com.mx