*AMLO no es Gandhi , pero tampoco Machiavelli

‘La naturaleza de los pueblos es muy poco constante; resulta fácil convencerlos de una cosa, pero es difícil mantenerlos convencidos.’

Trazos…Time
  
29 junio 2020
Opinión



No es Gandhi pero se regocija en él, escucha a Niccoló di Bernardo dei Machiavelli  al planteamiento que a conseja, ¿que prefiere ser el príncipe ser temido o ser querido, más no llegar a ser odiado, y AMLO al parecer prefiere ser querido. 

Para su mayor seguridad el príncipe debe de ser temido, para que los respeten, más no a llegar a ser odiado o querido porque puede fracasar, más vale el príncipe mil veces ser temido y lo respetarán.

Sin embargo AMLO se ha ido por ser querido, para él ahí esta su seguridad y respeto, pero para la política donde hay reglas no escritas han cuestionado en demasía al presidente, pero él insiste de cara al viento, `quiero ser querido`.

Ante los sucesos del pasado viernes donde el secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García, sufrió el atentado con sus policías en la Ciudad de México, al salir ileso y fuera de peligro, el presidente Andrés Manuel López Obrador, envío por la mañana del domingo un mensaje a la nación.

Donde refrenda el consejo no sugerido por  Niccoló di Bernardo dei Machiavelli al príncipe, en el arte de gobernar un principado, evitar ser querido; pero AMLO en su mensaje fue claro, como preciso.

Si vamos a actuar, pero sin declararle la guerra a nadie, pero tampoco se van a dejar de intimidar por nadie, ni se van a violar derechos humanos, el gobierno federal también evitará masacres.

Pero dejo claro, si se va actuar que eso no quede ninguna duda para que se evite esa clase de atentados, además de avisar que, no se va hacer ninguna clase de acuerdos con la delincuencia como antaño, ya que su gobierno tiene limites.

También reflexionó en su mensaje sobre el tema del miedo, que es normal por se es humano, pero dijo bajo una diferencia que no se es cobarde, se va ir hacia delante para poder conseguir la paz que todos anhelamos.

Prácticamente el presidente López Obrador, plantea un gobierno firme pero sin ser rudos, ni manos dura, pero siempre firme al aplicar la Ley, es decir, somos conscientes de la magnitud del fenómeno, pero no nos vamos a ir a tontas y locas sobre ellos, esperaremos su momento sin descuidar nada.

Pareciera que el presidente en su mensaje, como hay un principio político no escrito, engaña con la vedad para que confundas a tu adversario, algo parecido han hecho algunos presidentes en política, engañar con la verdad para tener una ventaja.

Por ello, mientras engaña con la verdad un ratito, AMLO prefiere mejor ser querido regocijándose en Gandhi, retando el principio de Niccoló di Bernardo dei Machiavelli, que siempre invita para mayor seguridad ser temido el príncipe.

Yo Soy
federicosol@yahoo.com.mx