*Hospital de Atoyac sin recursos ante el incremento de la pandemia

26 mayo 2020
Opinión
Felipe Fierro Santiago


Hasta el día de ayer tenía cierto escepticismo sobre la pandemia que azota al mundo, creía en situaciones hipotéticas, menos en cuestiones reales que rebasa lo que nos imaginamos. Admiro a los médicos por su trabajo y más hoy por esa responsabilidad ética conque se manejan.
Y como todo compromiso profesional la verdad se aplaude que los que aman su profesión a pesar de los riesgos allí están presentes. Otros abandonaron el servicio, dejaron a sus compañeros a su suerte, ya hicieron dinero, ya se valieron de la abundancia del sector salud, del amiguismo, compadrazgo y militancia política y mas temerosos que la sociedad brincaron del barco, olvidándose de sus principios por los cuales juraron cumplir.

Entre los que se fueron y los que se quedaron, estos últimos, son los héroes del momento, no tenemos por qué atacarlos, difamarlos y mucho menos agredirlos.
En Atoyac con una población de mas de cien mil habitantes es urgente, es prioritario que quienes son los responsables de administrar los recursos a nivel municipal o estatal, de manera urgente, lo repito doten del material necesario al Hospital General, no es posible que se carezca de lo básico, de los elemental ante esta situación.

Créame que para atender a pacientes infectados, que ya los oficializaron en el municipio como casos positivos; en el referido nosocomio solo existe un ventilador, el aparato de Rayos X portátil está inservible, los médicos y enfermeras no tienen el equipo requerido para enfrentar una emergencia.

¿Dónde está la gestión ante las autoridades estatales y federales? ¿Quién administra el nosocomio? Urge que la autoridad municipal y el cuerpo de cabildo dejen las diferencias políticas y el exhibicionismo publicitario electoral y se enfrasquen a ver la situación como problema real.
No velar por la salud de la población es una actitud criminal y más cuando los hospitales carecen de todos los recursos. El gobierno estatal es de un color, el federal es de otro color, ¿Quienes son los responsables? ¿Dónde está el presupuesto para el estado? ¿Y si la federación ya se los entregó que fin tiene?

Mientras la psicosis colectiva se genera desde que entras al municipio con leyendas como: "zona de alto riesgo...". pero también la indiferencia de los necios que deambulan por las calles sin atender las recomendaciones necesarias ante el inminente riesgo de contagio mas severo. FISF.