* Morena y las grillas internas en Guerrero


A ese ritmo de división que va Morena podría dividirse en tres grandes corrientes, y con la sorpresa que AMLO al final los abandone…

13 enero 2020
Opinión



Las inconformidades internas que están saliendo públicamente en la fracción de Morena en el Congreso local y otras en el partido, obedecen a varios factores, primero en su mayoría son personajes improvisados, sin experiencia y sin la menor idea de la lealtad política a la institución y al ser humano.

En el caso del Congreso, es sabido por todos y normal, que todas las fracciones de los diferentes partidos políticos, obedecen acciones, estrategias y actos, de afuera, muy pocas veces internamente.

Generalmente los dirigentes de los partidos a nivel estatal, nacional y en su momento el gobernador del mismo partido de la fracción, son los que influyen en las decisiones internas, desde la decisión del nuevo coordinador, hasta las aprobaciones y propuestas de las Leyes, y en su momento hasta el secretario General de gobierno también. 

Por lo que la prosperidad, avance, como productividad legislativa de una fracción partidista, no depende necesariamente de gustos o de simpatías, sino de una unidad, lealtad a los personajes que deciden, esa es una realidad no escrita y funciona, y si no preguntarles a los inventores del sistema político el PRI.

Su longevidad en el poder, no fue de casualidad o gustos, sino de una la lealtad y unidad, entorno al fin único la permanencia en el poder, no así aún hombre, sino al propio sistema que los creo o desarrolló.

Por ello, cuando se observa a algunos representantes populares y dirigentes de partido de Morena, el fluir de inconformidades internas, no es otra cosa de una falta de lealtad, al personaje y al nuevo régimen, a la 4 Transformación, representada en AMLO.

Hay legisladores locales, regidores, salidos de la nada, solo la oportunidad que les dieron en su memento quien decidía o proponía esa representación, personas limitadísimas, y a su falta de experiencia, como de brújula, para ellos con todo respeto o sin él, solo les quedaba ser leales, con el fin de sobrevivir, ya que, de no aplicarlo, para muchos va hacer algo así como debut y despedida.

Pero su falta de ubicación en el escenario, bajo un argumento de que se vive una democracia en el país, simplemente se revelaron a la ignorancia, es decir, se enfrentaron a quienes les dieron la oportunidad de tener un puesto de le elección popular, sin tener las tablas suficientes para enfrentar el reto.

Hay un ejemplo, de uno de los diputados locales, quien lo propuso en el cargo, ahora se le revela y aspira a lo mismo que quiere quien lo puso, a una alcaldía, el detalle es, que eso se vale, pero cuando el competidor tiene las suficientes dotes para desplazarlo, pero son personajes limitados que solo crean la división por su ignorancia.

Y esos son los dos grandes males de Morena con sus representantes populares y de partido, la falta de lealtad y la ignorancia política, porque al final, solo son utilizados para dividir más a su partido.

Hay algunas excepciones de personajes en Morena que tienen su luz propia y saben navegar en cualquier agua que los metan, y están saliendo librados, pero son como unos cuatro.

Tampoco con estas reflexiones, se trata de inhibir la práctica de la democracia interna, claro que no, lo que aquí se reflexiona es, que entiendan qué es la política, cuando no y cuando si, se debe de ser o no ser.

El ponerse a leer, a contratar un asesor, para entender el juego del sistema, y evitar ser bailados, no abonar a la división de sus propios intereses…porque están a veces tan ciegos, que ellos mismos se inmolan. federicosol@yahoo.com.mx