*Suerte, justicia o superstición no todo es cuadrado del antimonumento a los 43



 Las inconformidades y creencias de lo que puede suceder por haber puesto el antimonumento aun costado de la Costera Miguel Alemán, puede ser extraño y tal vez cierto.

30 septiembre 2019

Opinión 



Como reducir o agrandar el tamaño de un posible problema que se pudiera suscitar por la puesta de un antimonumento a los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa…

Tendrá que ver con una competencia entre la misma sociedad, de los que comienzan hacer desplazados, y los otros no saben llegar, o llegan, pero no saben qué hacer.

De una u otra circunstancias, el debate se armó, se proyectó a futuro, donde cada quién justificó el posible escenario de lo que vendrá por poner el antimonumento sobre la Costera Miguel Alemán.

No hay fórmulas matemáticas para resolver el asunto, sólo esperar, aunque hay lógicas naturales que pueden ocurrir, pero también hay supersticiones por el antimonumento, así también está la justicia o un acto de justicia para seguir recordando a los gobiernos que los 43 estudiantes siguen desaparecidos y pueden estar vivos para algunos.

Cuando se puso el monumento a la Diana Cazadora con su fuente, nunca se pensó en esos tiempos del Acapulco de Oro, que acabaría la pobre Diana como está actualmente, y lo peor que sería punto de encuentro, de mítines, plantones y festejos futbolísticos y electorales con bebidas.

Y eso es lo que se teme del antimonumento, pero para comenzar la cruz, el sepulcro y el número 43, quedan como el antimonumento, no me parece tanto como un monumento, aunque en la forma lo sea, sino más bien, una referencia de los sucesos.

Y hasta ahí, no ocupa mucho lugar, no desplazó a nadie, no obstruye nada, aunque algunos comentarios piensan que quizás fue un capricho, porque hay dos puntos que de acuerdo algunos entrevistados irrita:

Primero, no fue consultado a la ciudadanía u organizaciones sociales, clubes, y por ello consideran una medida unilateral y arbitraria, aunque el Cabildo tenga las facultades para realizarla, porque de acuerdo al reciente antecedente, se está en una apertura en las tomas de decisiones consultando al ciudadano por el triunfo de AMLO.

Segundo: El sitio donde se colocó el antimonumento, se supone que es turístico, que está para el Bisne, por estar a unos metros del muelle de cruceros, que debió ser puesto fuera de la Costera, y que de generar problemas debe de ser cambiado de lugar.

Para finalizar, independientemente del proceso de crecimiento que pueda tener el ahora fenómeno del antimonumento, para mal de los que critican o para bien los que lo defienden.

Se observan, dos sectores enfrentados por la hegemonía de la ciudad, y a ninguno de ellos nunca les va a gustar lo que haga el otro, se trate de lo que se trate, pero aquí lo importante e imparcial, sería la sugerencia la toma de decisiones de los ciudadanos, inmiscuirlos. federicosol@yahoo.com.mx