* La ruptura que viene de Monreal con AMLO


 No hay mentira en el querer, que te quise es verdad, que no te quiero también. (Popular)

 Federico Nogueda Berdeja

20 julio 2019
Trazos noticias 

Opinión 




Con la reciente sucesión en la Mesa Directiva del Senado donde de acuerdo a las declaraciones del senador Martí Batres Guadarrama, prácticamente fue una elección de inconsistencias, es decir, con irregularidades, Monreal Rompió el delgado hilo que sostenía la relación con el presidente de la República.

Su obsesionada aspiración a la presidencia de la República de Monreal y de controlar a morena antes de tiempo, prácticamente se declara rival del presidente AMLO, jugó demasiado rápido y se exhibió.

Si bien es cierto que Monreal es un gran fajador político y jugó la elección al viejo estilo del régimen, hacia fuera lo hace ganar respeto, sobre todo con los partidos políticos, pero hacia adentro, mandó un mensaje muy claro al presidente AMLO, la de pelearle la presidencia.

Y eso por supuesto, hace prender las alarmas al interior del nuevo régimen, no es un secreto que López Obrador no le tiene mucha confianza a Monreal, porque sabe la peligrosidad política del fajador Monreal.

El detalle que Monreal no previó que AMLO, independiente que nos caiga bien o mal, nos guste o no sus políticas, es más que un gran fajador político, es el gran animal político que el régimen haya conocido en los últimos tiempos.

Porque orilló al viejo régimen a cederle el poder presidencial, quizás con una transición acordada, como en cualquier parte del mundo seda, aunque no en su totalidad, y AMLO ganó porque precisamente también se forjó en ese régimen que combate, ahí se hizo y conoce todo el engranaje del sistema.

Antes de la elección de la Mesa Directiva del Senado, Monreal ya estaba realizando su trabajo hacia la presidencia de la República, se sabe en el Senado que Monreal, fue el principal obstaculizador de la Guardia Nacional.

Hasta que, se dice fue llamado por el presidente para decirle que ¿Qué pasaba con la lentitud de la Guardia Nacional en el Senado? Por ello la respuesta hacia Monreal fue clara, pero no lo ha entendido o no quiere darse por vencido… a consecuencia el comité nacional de Morena le expulsó a unos de sus principales operadores políticos Alejandro Rojas Díaz Durán.

Quién está compitiendo por la dirigencia nacional de Morena, después de recuperar sus derechos partidarios, a través de un juicio en el Tribunal Electoral Federal, y hoy anda en campaña nacional.

En estos momentos no hay una decisión presidencial en torno al caso de la sucesión en la Mesa Directiva del Senado, pero no tardará en verse una reacción natural ante toda acción ejercida.

Que podría ser la expulsión de Monreal de Morena, el desconocimiento de la JUCOPO del Senado con línea presidencial, y poner a una mujer, que se interpretaría como el fin de su carrera política, cuando menos en este periodo.

El detalle es, que Monreal se está metiendo con la principal gente de confianza de AMLO, primero con Claudia Sheinbaum, después con Yeidckol Polevnsky, ahora con el senador Martí Batres, esto resulta que Monreal quiere acabar de un zarpazo con los que le hacen sobra hacia su proyecto presidencial.

Pero también se observa que Monreal no está dentro del ánimo presidencial de Andrés Manuel López Obrador, es decir hasta ahorita no está contemplado, aunque la estrategia de Monreal es, hacerle ver a AMLO que su círculo cercano no es eficaz.

Porque Monreal quiere el control absoluto del Senado, y de momento hasta ahorita lo tiene mañana no se sabe, también el comité nacional de Morena y quizás por ahí la Secretaría de Seguridad Pública Nacional, y en Guerrero quiere la gubernatura a través de un empresario, Luis Walton. federicosol@yahoo.com.mx