* El gobernador Corral se resiste acompañar a la institución presidencial


‘El presidente de la República sólo es el representante de la figura o institución presidencial.’      

30 junio 2019
Opinión




El gobernador Javier Corral de Chihuahua por estrategia o temor hacer exhibido en las giras que realiza el presidente Andrés Manuel López Obrador, se ha negado acompañarlo, quizás piense que no se merece esa a lo que él ha llamado humillación.

Varios medios nacionales y de su estado, han tocado ese tema, algunos están a su favor otros lo condenan, ya que consideran que lo que desprecia, no es en sí, a AMLO, sino a la institución presidencial, que le trae beneficios a sus ciudadanos.

Además, de considerar esa actitud como algo innecesario por los índices de violencia en el estado de Chihuahua, por lo que debería de reaparecer para presentar una estrategia interinstitucional.

Pero la sorpresa o reflexión ocurrió el día de ayer en el Campo Marte, en la ceremonia formal del arranque de la Guardia Nacional, donde el gobernador incomodo apareció, o asistió a la invitación.

El detalle en el que el gobernador panista se debate es, que al no estar asistiendo o acompañando al presidente, no desprecia a López Obrador, sino a quien está representando al sistema político mexicano, a lo que se considera el nuevo régimen, querido o no.

Ser representante popular por supuesto que tiene un precio, no es todo siempre alabanzas y porras, es también rechiflas, gritos, inventados o no como algunos lo han señalado, es obligación enfrentar a todos los sectores de la población, porque Corral es gobernador de todos.

No nada más los que lo aplauden, sino que también los que no le aplauden, él en todo momento es gobernador, no un rato si, y otro no, antes que AMLO y Corral está su población a la que gobierna y se le debe haber llegado al poder ejecutivo local del estado de Chihuahua. federicosol@yahoo.com.mx