* Bety Vélez la temible y la adorada


 Trazos…Time

* Bety Vélez la temible y la adorada

En el sector salud de lo que más se sufre es del medicamento, médicos en las comunidades y de las iniquidades sindicales’.


08 abril 2019
Trazos noticias 

Opinión 
                                                                  Federico Nogueda Berdeja


La reelección de la señora Beatriz Vélez Núñez en el sindicato de salud en Guerrero, demuestra el control de mano fuerte que ejerce y del apoyo de su sindicato nacional, como de algunos políticos del estado.

El mensaje en sí, no es la hegemonía que ha creado en el sindicato de salud, a pesar de las protestas de las diferentes regiones del estado donde se para, especialmente la sección 36 Chilpancingo, en Acapulco ha tenido muchos desencuentros con cartulinas en mano en presencia del poder ejecutivo local.  

El impacto de su reelección es sin duda alguna, la preparación de Héctor gobernador, el de ir acomodando su salida bien calculada, para cuando termine su periodo, dejar si no amigos, si aliados para poder evitar sorpresas y seguir influyendo, aunque relativamente en la vida del estado.

Por ello se especuló en demasía, que era la candidata del gobernador Astudillo, y de un político Oaxaqueño priista radicado en Acapulco de años, que fueron los orquestadores para que tuviera los menos desencuentros con los demás sindicalizados.

Héctor gobernador en el inconsciente, está ya preparando su salida, en cada mensaje que expresa se observa, su despido de su sexenio, y Bety Vélez no es la excepción.

También deberá estar preparando su candidato a gobernador, igualmente se nota al hablar de Tulio Pérez Calvo, Héctor Apresa o Esteban Albarrán, como que, en cada mensaje, se dice sino satisfecho, si de ir cumpliendo parte de lo que se prometió.

Y la otra preparación que se notado en el mensaje es, el de cerrar el ciclo con algunos priistas, o personajes que les ha quedado mal por así decirlo en sus compromisos, o sea, pretende al final ayudarlos para quedar un poco en paz, con aquellos compromisos que no pudo cumplir los tres primeros años de gobierno.

Bety Vélez, es pues la expresión de su sindicato nacional y de las circunstancias del gobernador para apoyarla, como la de algunos políticos con que hizo equipo, al principio de su primer triunfo llego, bien querida, en su reelección se hizo muy temida.

Habrá que esperar si a su cierre de su periodo sindical termina aún más desgastada, o endereza la ola de sus principales rivales, con los que fue siempre firme en sus decisiones que le crearon esa temeridad, o quizás agarra más fuerza por su firmeza y se vuelve una suerte Elba Esther en Guerrero, en el sindicato de salud.