*Fue difícil el arranque en los primeros días de gobierno con números rojos: Elbjorn Trani


Acapulco, Gro.
24 enero 2018
Por redacción trazosnoticias.com

Gobierno


La regidora y presidenta de la Comisión de Atención y Participación Social de migrantes, María de los ángeles Elbjorn Trani, dijo en entrevista que, fue difícil el comienzo de la administración del Ayuntamiento de Acapulco, con deudas y el inmobiliario sin funcionar, a mitad de servicio, con reestructuración de programas, en espera de recursos para ajustar los números y comenzar a funcionar.

Reconoció que falta por hacer, no es fácil componer de la noche a la mañana, ‘no hay una barita mágica para componer todo lo administrativo que nos dejaron, no obstante, reconoció que el área de alumbrado público se ha podido alumbrar a las colonias de la periferia, donde se han registrados más asaltos, robos.

En el caso del agua potable es un caso apremiante como todos sabemos dijo, con un adeudo por los mil millones de pesos, con una infraestructura en buena parte antigua, que constantemente se debe de estar reparando, actualizando, con equipo de bombeo que no se habían reparado, aunado a las tuberías también dañadas.

Sobre la renuncia de Mario Pintos Soberanis dijo que lo observa, así como se lo dieron a conocer por motivos personales o de salud, aunque reconoció que dejó un trabajo comenzado, quien su relevo tendrá que seguirlo, en el caso de rehabilitar la infraestructura señaló que ese, será un costo muy elevado que por el momento no entraría entre las prioridades.

Pero eso no significa precisó, que no se vayan ir atendiendo de acuerdo a la medida presupuestal señaló, porque como todos sabemos contamos con una deuda muy elevada, con la CFE, aunque uno quisiera de momento no se pude ir cubriendo todo al mismo tiempo.

Habrá que plantearlo quizás el próximo año y realizar expresó la rehabilitación, en las zonas más dañadas en sus tubos de las diferentes medidas. Recordemos apuntó que la presidenta municipal, trató la deuda con los de la CFE y se logró evitar que nos corten la luz e ir pagando la deuda puntualmente.