*Urge el PAN a los tres niveles de gobierno para que juntos afronten la violencia


La eliminación o disminución de recursos al campo, carreteras, fondo para promoción turística y a la prevención de delitos, entre otros rubros, son malas señales para Guerrero.

Chilpancingo, Gro.
30 diciembre 2018
Trazos noticias

Política



El Presidente del Comité Directivo Estatal del PAN en Guerrero, Eloy Salmerón Díaz, manifestó su preocupación por el repunte de la violencia en la Ciudad de Acapulco y en algunos otros puntos de la entidad, justo en pleno periodo vacacional decembrino, a pesar de que se encuentra blindada la Ciudad por elementos federales, estatales y municipales.

Señaló que es innegable que la acción delincuencial sigue incontenible, a pesar de las nuevas estrategias implementadas para brindar seguridad a la ciudadanía porteña y visitantes, pero aun así resiente la zona turística hechos graves de violencia y también son afectados residentes extranjeros como un ciudadano suizo, que desafortunadamente fue privado de la vida recientemente en el interior de su domicilio.

O ciudadanos inocentes que son heridos por el fuego cruzado, como el caso de la compañera Ana Lilia Pérez, Consejera Estatal de ese partido, herida por una bala perdida mientras comía con sus familiares en el interior de un restaurante ubicado en la Costera Miguel Alemán; y que todos estos factores generan mala imagen nacional e internacional, que requieren para contrarrestarlos de fondos para promoción turística, pero que lamentablemente no estarán disponible, pues fueron suprimidos del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019.

El dirigente estatal del partido blanquiazul en Guerrero dijo que el alto impacto que ha tenido el incremento de la violencia en Acapulco y la entidad, hacen necesario que los Tres Niveles de Gobierno y los Tres Poderes de la Unión revisen en forma conjunta la implementación de acciones de carácter integral, que incluya en el ámbito de sus facultades de cada uno.

la asignación de recursos, aprobación de reformas en materia jurídica y penal y la instrumentación de estrategias operativas más eficaces, pues solo coordinados se podrá hacer un frente capaz de revertir la situación actual, que tristemente tiene como saldo la disminución de visitantes, el cierre de empresas y el alejamiento de inversiones, y se inhibe la creación de empleos.
Y de no contenerse la violencia actual, podría poner en riesgo incluso la gobernabilidad de esta entidad federativa, en donde por cierto preocupa que también los fondos para prevención del delito fueron eliminados del Presupuesto de egresos de la federación (PEF) 2019, cuando debieron de haber sido reorientados y supervisados en su aplicación, para invertirlos en acciones dirigidas para fortalecer el sensible tema de la seguridad pública.

Salmerón Díaz señaló que para 2019, el panorama para Guerrero no es nada halagador, pues la disminución de recursos para programas al campo y a las carreteras será muy severo, estando catalogada esta entidad como mayoritariamente rural y que puede detonar una gran inconformidad sobretodo de las familias que habitan las zonas más pobres como la montaña.

Quienes pueden requerir de los subsidios que ofrece el nuevo gobierno federal, pero que estos solo serán paliativos, pues la única forma en que podemos garantizarles un verdadero desarrollo social y humano, es dotándolos de los apoyos económicos y herramientas que necesitan para cosechar, así como con caminos transitables para transportar sus productos y comercializarlos, sin volverse dependientes del gobierno.

Ante esta situación, hizo un llamado respetuoso al Congreso del Estado de Guerrero, para que con la mayor responsabilidad y con altura de miras, aprueben un Presupuesto de Egresos para el año 2019, adecuado a las necesidades prioritarias de la Entidad, concluyó.