*Reducido al 15 por ciento personas que atienden la salud mental: IMSS


Acapulco, Gro.
10 octubre 2018
Trazos noticias

Salud


Del cinco al 15 por ciento de la población recibe atención médica para recuperar su salud mental, siempre conducidos por sus familiares, que inicialmente “los obligan” a acudir con un especialista, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Guerrero.

Depresión, trastornos de ansiedad y bipolaridad, conducta alimentaria y trastornos adictivos (adicciones) son los principales padecimientos mentales que son identificados, indicó el psiquiatra del Hospital General Regional (HGR) N° 1 “Vicente Guerrero”, Jovino Pelagio Carvajal.

Explicó que hablar de salud engloba tres áreas: física, mental y social, siendo la segunda la menos atendida, ya que es todavía considerado como un tabú o estigma que afecta a la imagen de una persona.

La salud mental es considerada la manera como se reconoce, en términos generales, el estado de equilibrio entre una persona y su entorno socio-cultural lo que garantiza su participación laboral, intelectual y de relaciones para alcanzar un bienestar y calidad de vida.

“Difícilmente alguien acude a atenderse un problema de salud mental, porque hay una serie de creencias en las que se estigmatiza al paciente con la patología psiquiátrica y todo es por el desconocimiento de catalogar, si hablamos de una enfermedad psiquiátrica, imaginamos a alguien psicótico, esquizofrénico y no es así”, dijo el especialista.

El psiquiatra recomendó a la población llevar a cabo acciones que nos otorguen una buena salud mental, siendo el ejercicio la recomendación principal. Mencionó que en IMSS impulsa a nivel nacional la estrategia Chécate, Mídete, Muévete, que, a través de una rutina de ejercicio, de al menos media hora por tres días a la semana, nos motive a estar bien.

Informó que en el Instituto se brinda una atención integral a los derechohabientes que son identificados con algún trastorno mental, ya que cuenta con un grupo multidisciplinario de especialistas como psiquiatras, psicólogos, neurólogos, trabajadores sociales y médicos familiares, brindan apoyo y terapia.