*Propone diputada Guillen un Tribunal de Conciliación autónomo del gobierno estatal


Al considerar que se debe de llevar a cabo una profunda transformación en la justicia laboral en el estado de Guerrero, reestructurar desde sus cimientos al Tribunal, para que realice su trabajo de una manera autónoma y deje de ser un apéndice del gobierno del estado.

Chilpancingo, Gro.
20 septiembre 2018
Trazos noticias

Congreso


Al considerar que año con año el tribunal tiene que enfrentar un número elevado de demandas, en las condiciones operativas difíciles originando un rezago, la diputada Mariana Itallitzin García Guillén propuso reformar la Constitución Política local, para que el Tribunal de Conciliación y Arbitraje del Estado sea un órgano autónomo que realice su función jurisdiccional con total independencia frente a las entidades gubernamentales que resuelve.

La legisladora argumentó desde tribuna que la justicia laboral presenta problemas en su funcionamiento debido a que sus instituciones y procesos fueron creados en una condición histórica que contrasta abismalmente con la que se vive actualmente.

Dijo que, en México, en los últimos años, se han realizado importantes esfuerzos por modernizar las instituciones de impartición de justicia en el ámbito laboral que han resultado en mejoras en materia de conciliación y en un ambiente de diálogo y equilibrio entre los factores de la producción.

Sin embargo, precisó que las instancias impartidoras de justicia laboral han quedado desfasadas frente a las necesidades y expectativas de la sociedad, por lo que el siguiente paso es avanzar hacia una justicia laboral del Siglo XXI.

Por ello se tiene la firme determinación de llevar a cabo una profunda transformación del sistema de justicia laboral, porque los guerrerenses requieren y exigen que el Estado cumpla con la obligación constitucional de procurarles un tribunal que les administre justicia.

Señaló que, de acuerdo al diseño del actual Tribunal, su integración contiene contradicciones en los requisitos de elegibilidad y funciones. Adicionalmente, dado el alto número de demandas que tiene, existe un rezago importante en la resolución de los asuntos que ocasiona que el estado y los municipios tengan laudos millonarios que comprometen el funcionamiento de la administración pública con menoscabo de la prestación de servicios que diariamente se otorga a la ciudadanía.


Por otro lado, se propone que sus resoluciones sean en una única instancia, para privilegiar la expedites del procedimiento laboral en donde se encuentra la subsistencia del trabajador en riesgo.

Asimismo, propone establecer las funciones a nivel constitucional que el Tribunal de Conciliación y Arbitraje tendrá a su cargo, el periodo de tiempo del encargo de sus integrantes que serán designados por el Congreso, mediante convocatoria pública para sus aspirantes, y que serán sustituidos de forma escalonada para garantizar que la experiencia de sus integrantes no se diluya en cambios totales del órgano.

Con eso, asegura la diputada, Guerrero transformaría el Tribunal de Conciliación y Arbitraje en un Tribunal de administración de justicia independiente de las entidades gubernamentales, lo que resultaría en un avance jurídico y social para la entidad.