*El país alcanzó una elevada conciencia cívica en la elección AMLO presidente electo


Los mexicanos votaron para que se ponga fin a las imposiciones, a los fraudes electorales, quieren castigo por igual para políticos corruptos, para delincuentes comunes o de cuello blanco, porque hay un anhelo del ciudadano de aquellos que imparten justicia no actúen por consigna, y que se sientan libres.

Ciudad de México
08 agosto 2018
Por redacción trazosnoticias.com

Nacional



Andrés Manuel López Obrador fue avalado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), al acreditarlo con la constancia de mayoría y validez de presidente electo de México, donde aseguró que el País alcanzó en la pasada elección del primero de julio una elevada conciencia cívica y sorprendió.

La magistrada presidente del (TEPJF) Janine Otálora, antes de hacer entrega de la constancia de presidente mencionó que el Tribunal Electoral contribuyó a restablecer la quebrantada esperanza en la soberanía del pueblo y en la posibilidad del imperio del derecho.

Fue una conformación de colaboración de autoridades electorales para demostrar con los hechos, que tanto los ciudadanos como las autoridades públicas estamos sometidos a la Ley.

Además de asegurar que con más de 56 millones de personas salieron a emitir su voto, el tribunal se mantuvo al margen de las disputas políticas en la post elección, para cristalizar esta entrega de la constancia de mayoría y validez de presidente electo.

En su mensaje como presidente electo Andrés Manuel López Obrador, se dio la oportunidad de mandar un mensaje a todos aquellos activistas caídos que contribuyeron para que se hiciera realidad esta lucha democrática.

Agradeció a los ciudadanos que depositaron su confianza y la madurez política de los que aceptaron los resultados electorales del pasado primero de julio. 

 Dijo que muchas fueron las enseñanzas del pasado proceso, pero sin duda el más importante es la elevada conciencia cívica que se ha alcanzado en el país, que sorprendió lo acontecido.

En la relación de los poderes públicos destacó que será muy respetuosos de sus mandatos y resoluciones, no se entrometerá en nada, y reconoció que los ciudadanos ya están hartos de la prepotencia, del influyentismo, de la deshonestidad.

Y que los ciudadanos desean con toda el alma poner fin a la corrupción, como a la impunidad, sin la monstruosa desigualdad económica y social, dijo también que ha sido satisfactorio ver que incluso los sectores de clase media y no pocos de los más acaudalados manifestaron el deseo de mejorar la situación del prójimo, que debe de dar preferencia a los olvidados.

Otro aspecto destacó el evitar la violencia, atendiendo las causas que la originan, y reformular la política de seguridad, afín de reconstruir la reconciliación nacional, en el bienestar y la justicia.

Destacó a lo que llamó a los destinatarios políticos, y a los servidores públicos, la gente votó para que se tenga un verdadero estado de derecho, porque el pueblo quiere legalidad, no la simulación.

Dijo que los mexicanos votaron para que se ponga fin a las imposiciones, a los fraudes electorales, quieren castigo por igual para políticos corruptos, para delincuentes comunes o de cuello blanco, porque hay un anhelo del ciudadano de aquellos que imparten justicia no actúen por consigna, y que se sientan libres.