*Los cambios de sede de las secretarías a las regiones


Federico Nogueda Berdeja


Hay gran animo en algunos funcionarios de segundo nivel y trabajadores por emigrar a las nuevas sedes donde se instalarán las secretarías de estado, de acuerdo al proyecto del presidente virtual Andrés Manuel López Obrador, la idea de estos trabajadores es conservar sus salarios y años de trabajo.

Pero también de acuerdo a algunos reportajes otros piensan en lo lejos que van estar de sus familiares, como el costo de pagar, vivienda, alimentación y demás servicios que se ocupen.

Así también, se presentan los casos de los trámites burocráticos que se van a realizar a futuro, es decir si don Cupertino López, que vive en Mérida, Yucatán o Tomás Méndez que reside en Oaxaca, desea realizar un trámite ante la Secretaría de Agricultura que estará en Ciudad Obregón, Sonora, le generará un gran costo y tiempo.

O el caso de los que vivan en Ciudad Obregón, Sonora y tengan forzosamente que resolver asuntos en la Secretaría de Salud, que estará en el puerto de Acapulco, pasará los mismo.

Pero bueno, esperemos que las nuevas Coordinaciones Federales que van aglutinar a todas las delegaciones federales, pueda tener una buena capacidad de respuesta a los ciudadanos y se evite por alguna falta de capacidad viajar esas distancias.

No obstante, hay un buen sector de la sociedad que ve muy bien las acciones de descentralización, argumentan que será con el objeto de que las ciudades cedes de las nuevas secretarías y su propio estado, tengan un mayor movimiento o generen mayor economía y fluidez de desarrollo a los ciudadanos.

La ciudad de México, ligeramente bajará en el caos del tránsito, la contaminación ambiental se reducirá en algún porcentaje, el famoso centralismo burocrático de siglos desaparecerá, para dar paso a una descentralización que todavía está generando dudas en su organización y en la falta de información por su operadores o responsables administrativos.

En el estado

En esta semana se puso interesante las declaraciones constantes que tuvo el actual coordinador de Morena en el estado y diputado electo, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, sobre el papel que va a jugar la nueva 62 legislatura, ante el paquete de reformas que envió el ejecutivo local la semana pasada.

Así también, que los nuevos diputados jugarán un rol importante en el equilibrio de poderes, ejecutivo-Legislativo, donde se pretende hacer valer y responsables de que trabajen, todos los funcionarios nombrados por el Congreso.

En los mensajes del gobernador ha expresado que él ya ha sido oposición, sabe que es eso, y sobre los recortes federales, dice que ya los han estado teniendo, en esta actual administración, así que como diciendo, estoy preparado.

Parece que va fuerte y fluido el proyecto de Morena en Guerrero, por lo que se ve, van hacia todos los rubros de la administración pública estatal y municipal, como una especie de supervisión, se habló sobre el tema de los salarios, que va a ver también como a nivel federal la propuesta de rebajar los sueldos a los funcionarios de primer nivel.

Así que, cada vez que vaya pasando el tiempo el debate poder Legislativo-Ejecutivo, en cuanto se instale el Legislativo se pondrá interesante, con gran calor político y quizás muy apasionado el ambiente, como parte de una democracia que estamos viviendo.