*Acusa Morena ante la FEPADE a ex funcionario estatal y a miembros de su partido


Acapulco, Gro.
29 junio 2018
Trazos noticias

Partidos y candidatos


Integrantes del Partido de Regeneración Nacional (Morena), a medio día del viernes anunciaron que fue puesta una denuncia ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), contra funcionario del gobierno del estado e integrantes del PRI.

En la denuncia que hizo ante los medios destacaba la compra del voto, en las colonias, Llano Largo, La Venta, Tres Palos, Campo de Fútbol Santa Teresita, donde directamente se acusa a Antonio Zamora, a ex director de Pesca del gobierno del estado, Joaquín Olea Perulero, Alejandro Valverio Pineda, Elía Valverio, Manuel Baltazar Sierra, Melchor Salas, entre otros.

La conferencia de prensa la presidio el doctor Marcial Rodríguez Saldaña, el también doctor, Uriel Leal Ramírez y Eloy Cisneros Guillen, quienes pidieron a la FEPADE proceda contra los delitos señalados, para que se investiguen de donde vienen esos recursos que se estuvieron dando a los ciudadanos en las colonias mencionadas.

Y que el presente viernes en Tres Palos, en la Plaza de la Cima, donde regalaron pollos y que es propiedad de los hermanos Granda señalaron, por ello señalaron que hay una violación sistemática desde que inició el proceso electoral expresaron.

Uriel Leal Ramírez recordó en su intervención que antes de iniciar la campaña a la presidencia municipal presentaron otra denuncia por campaña anticipada por parte del candidato del PRI en Acapulco, y la respuesta de la autoridad electoral fue que no tenían elementos suficientes.

Y que después de irse a segunda instancia el TRIFE dio una recomendación para que se volviera a revisar el caso, y el tribunal Electoral del estado expresaron solo sancionó con una pequeña amonestación ligerita.

E hicieron un llamado para que el proceso electoral marche bien, en paz, sin compra del voto, y que, si todavía es director de pesca del gobierno del estado, Manuel Baltazar Sierra, es todavía más grave que un funcionario esté metiendo las manos, dijo Uriel Leal Ramírez.