*El Ayuntamiento un ejemplo de doble línea


Federico Nogueda Berdeja

28 mayo 2018
Trazos noticias

Opinión 

‘El discurso de los candidatos a presidentes municipales, sea vuelto un arma de doble filo, te puede ayudar para triunfar, pero también te puede enterrar si al final no cumpliste con la promesa.’


La mayoría de candidatos a la figura de la presidencia municipal o alcaldía, en sus mensajes ponen de ejemplo a su respectivo Ayuntamiento según sea la región y el caso del candidato, de lo que creen que ya no se debe hacer, a pesar que en algunos casos acaban de colaborar y son candidatos y en otros pidieron permiso y andan en la reelección.

El caso es que, al momento de salir de trabajar como burócrata o alcalde con permiso, como que entran en algunos casos, en un olvido o una especie de renovación, como que ahora ya son otros, el mismo hecho de ser candidatos les da una posición de críticos, pero inconscientes.

Porque al hablar de los problemas de la población, cuando están en sus eventos de proselitismo, hablan con una gran propiedad y autoridad, que a veces la gente dice: ‘bueno este tipo no acaba de salir, y hasta donde recuerdo nunca ha dado una solución al problema del que habla.’

Pero bueno, quizás nuestra apreciación sea desde un ángulo más estrecho, y el de los candidatos con más visión, a lo mejor estamos equivocados, y ahora si en esta segunda oportunidad el candidato pueda ya resolver el problema que menciona, pero cuando fue burócrata o alcalde no lo pudo solucionar.

Todo puede pasar, estamos ante las políticas de las posibilidades, pero el hecho es que parece un poco difícil creer que ahora sean tan agudos en ver el problema que cuando lo tuvieron, no se le ha dado solución, un ejemplo muy clásico en los municipios más grandes del estado es la falta de agua.

Este discurso de aventarse a solucionar el problema del agua, ha llevado a muchos candidatos en su momento a ganar la elección, pero ya cuando salen, ese mismo problema del agua los entierra para futuras aspiraciones electorales, es un arma de doble filo, porque no lo solucionaron, y al salir hay mayor irritación que cuando ganaron y prometieron solución.

Otro punto de los problemas de los ayuntamientos es la recolección de basura, y encontrar un relleno sanitario para poner ahí la basura, ese tema llevó al actual alcalde con licencia de Chilpancingo, Marcos Leyva, a ganar la elección, pero ese mismo problema lo enterró, y lo desacreditó.

El caso de Acapulco, los diez candidatos a la presidencia municipal 9 coinciden en realizar fuetes criticas al actual alcalde Evodio, tres de los candidatos coincidieron en decir que si algo están seguro es que lo que ya no se debe de hacer es lo que realizó el actual Ayuntamiento en los servicios públicos, especialmente el caso de la falta de agua, y la paramunicipal CAPAMA del déficit financiero que tiene.

El discurso de la falta de agua, inseguridad, alumbrado, turismo, llevó al alcalde al triunfo electoral, pero dos de esos problemas, falta de agua, e inseguridad, lo han llevado a la deriva o al fracaso.

El hecho es que se debe poner atención, en el discurso que puede llevar a algunos de los candidatos al triunfo, porque ese mismo discurso los puede entrar si no dan solución cuando salgan de alcaldes y quieran aspirar a otro cargo electoral, es desgastante para los municipios de mayores habitantes el tema de la falta de agua e inseguridad.